actualidad_opinion_txtIntro

Opinión
ARTÍCULOS PUBLICADOS EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Publicador de contenidos

opinion_TECNUN_2022_01_25_60años

60 años de Tecnun en Gipuzkoa

25/01/2022

Publicado en

Raúl Antón |

Director de Tecnun, Escuela de Ingeniería de la Universidad de Navarra

Tecnun cumple 60 años. Nació a raíz de una petición de la Diputación Foral de Gipuzkoa a la Universidad de Navarra. A San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei y entonces Gran Canciller de la Universidad, le pareció genial. Tecnun ha ido creciendo bien enraizada en Gipuzkoa y al mismo tiempo abierta al mundo entero. Su vida es una historia de identidad y dinamismo, utilizando las palabras de María Iraburu Elizalde, en su reciente toma de posesión como nueva rectora.

En ocasiones escucho que nuestros alumnos tienen “el estilo Tecnun”. Pero ¿cuál es la identidad de Tecnun? Tecnun es la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Navarra. De la Universidad de Navarra se podrían decir muchas cosas, pero ante todo es Universidad: un lugar donde se crece a través de la convivencia entre profesores y alumnos con el objetivo de aprender, reflexionar y buscar la verdad. Es vida, no teoría. Un organismo gracias al cual todos crecemos. Los grandes ideales del humanismo cristiano son seña de identidad y responsables de su vocación de servicio. Es una universidad sin ánimo de lucro y con vocación de tener un impacto social allá donde esté. Y estamos y somos de Gipuzkoa.

No se entiende Tecnun sin Gipuzkoa y sus instituciones (GV, DFG, Ayuntamiento de SS), pero también me parece legítimo decir que nuestra Escuela ha tenido un importante impacto social en el territorio, fundamentalmente gracias a los casi 6.000, -de los más de 9.000-, antiguos alumnos que ha formado y actualmente trabajan en la industria guipuzcoana. 

Dinamismo. Estas seis décadas han estado marcadas por el dinamismo y el desarrollo. Como toda criatura Tecnun nació pequeña, en el edificio del actual Koldo Mitxelena. Sin embargo, sus rasgos ya se percibían en esos años: formar buenas personas, buenos ingenieros e ingenieras a través de la docencia y la investigación, que desde el primer momento existió. Porque la docencia se apoya y se enriquece con ella. Y Tecnun empezó a crecer: el traslado a Ibaeta empezó en 1970, a lo largo de los siguientes años se fueron construyendo más edificios en el campus y en el 2006 pasamos a estar también en el parque tecnológico de Miramón. Hace 40 años se puede decir que Tecnun tuvo descendencia con el nacimiento del centro tecnológico Ceit y desde entonces la Escuela ha seguido creciendo y ha consolidado cuatro departamentos y doce grupos de investigación. 

El 24 de enero es el Día Internacional de la Educación y nos podemos preguntar en qué consiste la formación y a qué retos nos enfrentamos en el futuro. Que las alumnas y alumnos aprendan Ingeniería es el core de la formación. Una formación en la que se apuesta por unos sólidos fundamentos porque son necesarios para la creatividad y el emprendimiento. Al mismo tiempo es importante el esfuerzo que se hace en el uso de nuevas metodologías docentes, nuevos laboratorios y una cercanía con la empresa como se palpa en los más de 40 convenios firmados con empresas. Pero queremos que nuestros alumnos nos recuerden también por la formación humanística que les hemos dado, por la que va más allá de las aulas y les permitirá reflexionar sobre las grandes preguntas del ser humano.

Formar buenas personas implica que todo tiene que formar: el asesoramiento -esas conversaciones entre profesores y alumnos-, la sonrisa y la amabilidad de los profesores y empleados, el reconocer que no se sabe responder a una pregunta y al día siguiente ir con la respuesta, pedir perdón cuando nos equivocamos o escuchar atentamente a las personas que tenemos a nuestro alrededor.

La Universidad es apasionante por lo que su futuro también lo será y estará fundamentada siempre en una convivencia de profesores y alumnos. Se acerca una revolución tecnológica que afectará a todos los centros educativos. La tecnología será importante. Estará al servicio de las personas.  Transformará y revolucionará muchas cosas, pero no debería desvirtuar la identidad de la universidad. La tecnología no es capaz de transmitir pasión y preocupación real por el alumno.

En un futuro veo nuestra Escuela alineada con el plan estratégico 2025 de su alma máter: poniendo el foco en la docencia transformadora, la investigación de impacto y proyectos multidisciplinares. El desarrollo sostenible y el cuidado de las personas y del entorno orientarán todos nuestros proyectos. En Tecnun veremos una apuesta por la sostenibilidad en los estudios y en el campus.

“Izan zirelako gara eta garelako izango dira. Porque fueron somos y porque somos serán”. La realidad de Tecnun es gracias también a todos los que nos han precedido. Somos enanos a hombros de gigantes, gigantes que con su vida crearon esa cultura institucional, esa identidad. Y la responsabilidad de los que actualmente trabajamos es grande porque estamos llamados a pasar el relevo a los que nos sucederán. ¡Gracias a todos los antiguos y actuales alumnos y empleados!