Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

“Aterrizar en Marte es una de las hazañas más difíciles de conseguir en el campo de la exploración espacial”

El alumni Tecnun Paul Brugarolas forma parte del equipo del Perseverance, la misión de la NASA que explora el planeta rojo

Descripcion de la imagen
Paul Brugarolas FOTO: Cedida
03/03/21 14:11 Servicio de Comunicación

Paul Brugarolas es miembro del personal técnico de la Sección de Orientación y Control del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. Actualmente es el ingeniero jefe del sistema de GNC (Guiado, Navegación y Control), informalmente conocido como el piloto automático, que ha conseguido aterrizar el vehículo Perseverance en Marte.

Brugarolas participará en un webinar organizado por Alumni Tecnun para explicar los detalles de este éxito el próximo martes 9 de marzo a las 19 horas. Los interesados pueden inscribirse en el siguiente enlace.

¿Qué ha supuesto para usted el reciente éxito del aterrizaje en Marte?

Un gran éxito y un gran alivio. Gran éxito porque aterrizar en otro planeta, en este caso en Marte, es una de las hazañas más difíciles de conseguir en el campo de la exploración espacial. Requiere una secuencia muy compleja de actividades en las que todo tiene que salir bien.

¿No hay margen para error?

No. En particular, no lo hay para el piloto automático que tiene que saber pilotar la nave en la incierta atmosfera de Marte y luego ejecutar el aterrizaje skycrane. Por eso, el hecho de que haya salido bien supone un gran alivio, porque después de haber invertido 8 años en este proyecto y ser el responsable técnico del piloto automático quieres que todo salga bien.

¿De qué va a servir este aterrizaje?

Tras el aterrizaje empezará la fase científica de la misión que tratará de responder a la pregunta de si ha habido vida en Marte. La misión estudiará el cráter de Jezero, que fue un antiguo lago, y obtendrá muestras de rocas para devolverlas a la tierra en una misión futura.

¿Cuál ha sido su trabajo en este logro?

He sido el ingeniero jefe del sistema de GNC (Guiado, Navegación y Control), informalmente conocido como el piloto automático. Como tal he dirigido técnicamente al equipo que ha diseñado, desarrollado, verificado, y operado el sistema GNC. El piloto automático es muy parecido al que aterrizo al Curiosity en el 2012. Aunque lo hemos mejorado en dos áreas principales.

¿Cuáles son esas áreas?

La primera, hemos modificado el algoritmo de apertura del paracaídas para reducir casi a la mitad el tamaño de la elipse de aterrizaje. Y la segunda, hemos añadido un sistema de navegación con respecto al terreno, que incluye una cámara y algoritmos de procesado de imagen que permiten localizar la nave con respecto a la superficie, y un sistema de selección de zona de aterrizaje que busca la mejor zona de aterrizaje en un entorno cercano de unos 700 metros de radio, utilizando un mapa de zonas seguras de aterrizaje. Estas dos modificaciones han sido claves para que esta nave pueda aterrizar en el cráter de Jezero.

Vídeos destacados