Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Afición al rugby: una cuestión de familia

Los hermanos Eduardo (2º Derecho) y Jaime (4º Ingeniería Industrial) Martín Goenaga compaginan entrenamientos y partidos con sus estudios en la Universidad de Navarra

26/11/09 11:14
Descripcion de la imagen
Eduardo (izquierda) y Jaime (derecha) Martín Goenaga juegan en el Bera Bera, un club de San Sebastián. FOTO: cedida

Los hermanos Martín Goenaga son 7: 6 chicos y 1 chica. Y a todos les gusta el rugby desde que los hermanos comenzasen a practicarlo cuando estudiaban en un internado de Inglaterra. Al regresar a España, algunos lo retomaron. Ahora, Ignacio, que estudió Arquitectura en la Universidad, juega de manera profesional en un club de Italia; Eduardo (2º Derecho) y Jaime (4º Ingeniería Industrial) juegan en el Bera Bera (club de San Sebastián), y el pequeño de los hermanos, Javier, lo hace en la categoría cadete de ese mismo equipo. 

"Me gusta el rugby porque requiere valentía. Todo el equipo debe estar muy unido y los compañeros deben confiar mucho unos en otros, ya que es un deporte de contacto y de lucha. Si falla un jugador, falla todo el equipo...cada uno tiene una gran responsabilidad", explica Jaime, alumno de la Escuela de Ingenieros de San Sebastián. "Aparte del juego en si, me encanta el ambiente que hay en el rugby: compañerismo de verdad, respeto al rival y al árbitro, educación, sacrificio por el equipo,... Se me ocurren pocos deportes que hoy en día sigan manteniendo estos valores. Por esto el rugby es un deporte especial".

Primera división y selección española

Jaime y Eduardo entrenan todos los miércoles y viernes por la tarde con su club de San Sebastián, aunque Eduardo, al vivir en Pamplona (es residente de Belagua – Torre II) confiesa que en esta época, con los exámenes tan cerca, le resulta más complicado asistir con regularidad. "Realizar un entrenamiento específico para el rugby por tu cuenta es bastante complicado, pero es importante no perder la forma. A mí me encanta cualquier tipo de deporte así que por mi cuenta practico fútbol, tenis…", explica. "Cuando estoy en plena forma intento ir al gimnasio 3 días a la semana y allí hago pesas durante hora y media. Ahora llevo una temporada parado por una lesión en el hombro", añade su hermano. Jaime pasó a la categoría Senior con 19 años y ha sido convocado a alguna concentración con la selección aunque no juega con el conjunto nacional regularmente.

"Yo empecé a jugar en primera división este septiembre", cuenta Eduardo. Él, además, juega en la selección desde hace 4 años, cuando debutó con la sub-17. Desde entonces ha participado en dos campeonatos de Europa sub-18 y en el sub-19 celebrado este año, en el que resultó elegido mejor jugador del torneo. "Fue una sorpresa muy grande, porque aunque sí es verdad que a nivel personal hice una buena actuación, había grandes jugadores de otras selecciones, e incluso dentro de la nuestra los hubo que hicieron un campeonato muy bueno. Sinceramente, no me lo esperaba. Una vez nombrado, fue una gran ilusión. Un premio así quiere decir que el trabajo que realizas se aprecia, tiene sus frutos. Eso anima mucho y da ganas de seguir mejorando y aprendiendo".

Vídeos destacados