Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

"Elegir buenos profesionales es clave para la organización, muy por encima de la inversión en activos materiales"

Ángel Baguer, profesor de la Universidad de Navarra, propone un tipo de dirección de personas que aumenta la eficiencia en un mercado competitivo e inestable

20/10/09 14:12
Descripcion de la imagen
El profesor Ángel Baguer FOTO: Tecnun

"El profesional excelente -aquel que tiene iniciativa y actitud, es polivalente y responsable, sabe tomar decisiones, trabaja con calidad y se compromete con la organización- constituye un bien escaso. Por consiguiente, elegir buenos empleados resulta clave para la organización, muy por encima de la inversión en activos materiales". Así lo asegura Ángel Baguer, profesor de la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Navarra, con motivo de la publicación de su nuevo libro, Las diez erres en la dirección de personas.

Con la primera fase, el ‘Reclutamiento', comienza el método que propone en la obra, fruto de su experiencia de más de treinta años como investigador y consultor. "De las ocho erres intermedias hasta la última -añade-, todas son importantes: Recibimiento, Responsabilidad, Retos de equipos, Respeto ético, Relaciones laborales, Reconocimiento del trabajo, Reciclaje y Replanteamiento constante. Si todas se llevan a la práctica la compañía alcanza la última erre, la Retención del talento".

Implicar a toda la institución

Según propone, éste es el recorrido que toda organización debería seguir con sus empleados, ya que redunda en una mayor eficiencia del trabajador y, por tanto, de la empresa. "Favorecer que cada uno desempeñe sus tareas con libertad, con retos, en un ambiente laboral propicio, formándose continuamente y adquiriendo la cultura del cambio permanente es imprescindible en el mercado global, competitivo e inestable en el que las compañías desarrollan su actividad", apunta. Eso explica, en su opinión, que unas firmas tengan resultados positivos en un contexto económico desfavorable.

Por último, el profesor de la Universidad de Navarra comenta que el método requiere un primer impulso desde el departamento de Dirección de Personas, pero implica a toda la institución: "Dado que la organización de una empresa debe estar estructurada actualmente en línea horizontal, la labor de implementación del método corresponde a todos los responsables de áreas, departamentos y procesos, llegando incluso a los líderes de equipos de trabajo".

Vídeos destacados