Zure balorazioa
Batez bestekoa
Batez bestekoa (1 Bozkatu)
Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Introduzca_el_texto_de_la_imagen
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Investigando en Holanda cómo combatir el cáncer

El antiguo alumno del Máster en Ingeniería Biomédica, Oscar Lapuente, narra su experiencia como doctorando en Eindhoven

Descripcion de la imagen
Oscar Lapuente FOTO: Servicio de Comunicación
06/02/20 12:05 Servicio de Comunicación

El antiguo alumno del Máster en Ingeniería Biomédica, Oscar Lapuente, quiso salir de España y dedicarse a la investigación. Ahora lleva dos años en Eindhoven realizando un doctorado centrado en mejorar la eficacia de la inmunoterapia contra el cáncer

¿Por qué te decantaste por irte a Holanda?

Me salió una oportunidad allí para hacer el Proyecto Fin de Máster, con la posibilidad de continuar haciendo el doctorado. El tema del proyecto me interesó mucho, y tras varias entrevistas por Skype, las dos partes parecíamos estar de acuerdo.  Dos semanas después ya estaba en Holanda. Obviamente, antes de tomar la decisión, indagué un poco acerca de Holanda, la ciudad, la Universidad Técnica de Eindhoven donde iba a ir… También pedí opiniones a profesores del máster. Vi que era una excelente oportunidad, así que allá fui.

¿En qué consiste tu tesis?

¿Sabéis que se puede combatir el cáncer con nuestro propio cuerpo? Así como cuando uno tiene un resfriado, al final nos curamos de este resfriado por la reacción del sistema inmune. La inmunoterapia ha resultado ser muy efectiva y lograr sorprendentes resultados, produciendo largas y duraderas respuestas en los pacientes, pero sólo un 20 o 40% de los pacientes consiguen beneficiarse de ella. Y lo que queremos entender es justamente esto, la heterogeneidad que existe entre los pacientes. Para ello, vamos a desarrollar un modelo, mediante aprendizaje estadístico, para encontrar marcadores biológicos que puedan ayudar a distinguir a aquellos pacientes que puedan responder favorablemente al tratamiento, y por supuesto, también tratar de hacer que las predicciones sean lo más precisas posibles.

¿Por qué has decidido dedicarte a la investigación?

Soy inquieto, curioso y siempre tengo ganas de aprender. Sin duda, eso fue lo que me llevó a decantarme por la investigación. Además, me gusta mucho enseñar y aunque queda un poco lejos, me gustaría trabajar como profesor en la universidad. En general, desde que empecé la carrera, me fascinaba el trabajo que hacían nuestros profesores. Ahora, ya después de casi un año dedicándome a la investigación, sigo con las mismas ganas e ilusión. Destacaría que la investigación es un campo multidisciplinar que te permite estar en contacto con diversos profesionales y que te exige estar al día de los nuevos cambios.

¿Qué destacas de esta experiencia?

Desde el punto de vista profesional, destaco la capacidad de analizar los problemas y plantear posibles soluciones. El trabajar en inglés, que es un idioma universal, me ha enriquecido mucho. También, el contacto con personas de muchísimos países, ya sea en la Universidad, en conferencias o en cursos. A la vez, he tenido la oportunidad de trabajar como ayudante de profesor en asignaturas de máster y grado. Esto me ha ayudado a mejorar mis habilidades de comunicación.

¿Crees que llegaste con una buena preparación con el Máster?

¡Por supuesto! En ningún momento he sentido no tener la capacidad adecuada para afrontar un problema. Creo que todo lo aprendido en el Máster, de una manera u otra, me ha ayudado.  Primero, a conseguir este puesto de doctorando por lo cualificado que estaba, y segundo, por el aprendizaje obtenido de cara a trabajar en equipo, valorando a todos los miembros del mismo. La educación humana recibida en la Escuela me ha ayudado a afrontar este nuevo reto en Holanda.

¿Qué destacarías de tu paso por la Escuela?

Todas las relaciones personales que he obtenido en la Escuela, desde compañeros de clase hasta profesores. Sigo en contacto con ellos porque creo que la Escuela es una gran familia. Sin ir más lejos, he coincido en Eindhoven con una compañera del grado, con la que no tuve mucho contacto, y la misma situación de estar en lejos de casa, nos ha ayudado a establecer contacto y a ser amigos.

¿Cómo es tú día a día en Holanda? 

Durante la semana me encanta practicar deporte.  Hago crossfit y boxeo. También estoy aprendiendo holandés y con los compañeros suelo hacer muchos planes. He tenido mucha suerte porque tanto los compañeros del trabajo como mis compañeros de piso son geniales. ¡Y eso que vivo en casa con siete personas! Nos vamos de camping, viajamos por el país, vamos a escalar, a andar en bici, a festivales…

Vídeos destacados